¡A consentirse!

¡A consentirse!

  1. La mamá más salsa no solo consiente a su familia y prepara cosas deliciosas en la cocina, también se da su tiempo para mimarse y embellecerse, simplemente porque se lo merece. En Huevo San Juan queremos que así sea siempre y por eso te presentamos algunos tips para armar tu spa en casa, descanses y celebres que eres la reina.
  2. Antes que nada prepara el ambiente idóneo para tu spa, elige la habitación más espaciosa de tu casa, si no quieres hacer mucho desastre, el baño es la mejor opción. Coloca velas aromáticas, difusores, flores, música, revistas todo lo que te lleve a la plena relajación. También necesitarás algunas toallas de tela.
  3. Ahora dirígete a la alacena y en pequeños recipientes prepara las mascarillas que vayas a utilizar, nosotros te recomendamos:
  4. Exfoliante
  5. Quizá sea la más importante, pues esto permitirá que la piel se limpie de todas las células muertas y absorba los nutrientes de las mascarillas que seguirán. Para prepararlo de la forma más natural, solo necesitas una naranja cortada por la mitad, una taza de azúcar morena y un chorrito de vainilla, exprime un poquito la naranja, moja el azúcar y cúbrela la parte sin cáscara con la misma, con movimientos circulares y suaves frota tu cara por un minuto y enjuaga con agua tibia. También puedes hacer en todo el cuerpo.
  6. Eterna juventud
  7. Esta mascarilla es el secreto mejor guardado de todas aquellas que buscan verse jóvenes por siempre. Para elaborarla usaremos clara de huevo, una cucharadita de aceite de almendras y una de miel. Aplícala sobre el rostro y cuello de 15 a 20 minutos, procura mantenerte acostada y no gesticular mucho para obtener mejores resultados y enjuaga. ¡Te encantará!, porque sus nutrientes son ideales para luchar contra la flacidez y las arrugas de la piel.
  8. Piel sana
  9. Después te invitamos a probar esta mascarilla que combina romero y huevo, en la que gozarás de los efectos astringentes que tiene dicha hierba. Como en la mayoría de las recetas de mascarillas caseras con huevo, sólo necesitas la yema, algunas hojas de romero y una cucharada de miel, aplica sobre la piel por cinco minutos y retira con una toalla con agua tibia.
  10. Es momento de entrar a la ducha y revitalizar tu cabello, ahí aplícate una mascarilla de yema de huevo con unas gotas de aceite de oliva para hidratarlo. Da un masaje por todo el cuero cabelludo, deja reposar por 10 minutos y enjuaga con abundante agua fría.
  11. Ya casi para terminar, necesitarás la clara y yema de huevo, con tres cucharadita de miel y una taza de agua de rosas, mezcla y aplica por todo el cuerpo durante 15 minutos. Está mascarilla es 100% efectiva para conferirle a tu piel suavidad y humectación.
  12. Para finalizar toma un baño con agua tibia y al salir no olvides aplicarte aceite de coco o de almendras. Con esta rutina una vez al mes, verás que te sentirás mejor por dentro y por fuera, mejorando tu salud y llenándote de energía.
  13. ¡Huevo San Juan, calidad que cuida de ti!