6 Tips para comer snacks más saludables

6 Tips para comer snacks más saludables

Los snacks, refrigerios o colaciones ya son parte de nuestra vida cotidiana, pero realmente sabemos lo que son, qué beneficio nos traen y cómo obtener mayor provecho de ellos.

 

Empecemos por saber qué es un snack. Un snack es una pequeña cantidad de comida que nos ayuda a manejar el hambre para que al sentarnos a la mesa, no comamos porciones mayores a las recomendadas.

 

Generalmente, son muy utilizados cuando comenzamos o seguimos una dieta específica pero, aún si no llevas una dieta formal comer un snack es bueno para tu salud, siempre y cuando sepas cómo escogerlo.

 

Te compartimos seis sencillos tips que te ayudarán a seleccionar mejor tus snacks:

 

1.    Escúchate

En ocasiones al empezar una nueva dieta o al tener un cambio de rutina en nuestras actividades diarias, nuestro cuerpo resiente y le toma un poco de tiempo adaptarse. Asegúrate que estás llevando una dieta balanceada y que haces la cantidad de comidas necesarias. Habrá ocasiones en las que nos llegarán los conocidos “ataques de hambre” no los ignores, es muy importante distinguir las señales de nuestro cuerpo.

 

2.            Cuestiónate:

Una vez que hayas identificado este ataque, pregúntate ¿en verdad tengo hambre? O simplemente estoy confundiendo las sensaciones. En ocasiones puede ser que sólo tengas un poco de sed o que necesites parar por un momento la actividad que estás haciendo y darte un pequeño break.

 

3.            Concéntrate

Si ya identificaste las señales y realmente tienes hambre, procura comer un refrigerio rico en fibra como verduras, frutas, nueces, tortitas de avena o uno a base de proteínas, tales como yogures griegos, queso blanco, mantequilla de cacahuete, huevo duro o pollito cocido.

 

Evita tomar tu refrigerio frente a una pantalla o mientras realizas otra actividad, es importante que te concentres en cada bocado para que las señales de estar satisfecho lleguen a tu estómago.

 

4.            Porciones

Aprender a comer las porciones adecuadas es crucial para llevar una dieta balanceada. Si en verdad no puedes resistirte a ese snack no saludable, se vale darse ese gustito de vez en cuando, sólo recuerda que las porciones deben ser menores.

 

5.            Lleva un diario.

Si necesitas un poco más de ayuda al respecto, considera la opción de llevar un pequeño diario. Actualmente, es una tendencia llevar un registro de tus alimentos ya que con los datos recopilados puedes valorar y ver en dónde puedes mejorar tzu alimentación.

 

Para complementar estos tips te recomendamos revises los siguientes consejos para planear tus comidas: http://huevosanjuan.com/blog/detalle/155/guia-para-planificar-comidas

 

¡Huevo San Juan, calidad que cuida de ti!