Activa tu lado positivo.

Activa tu lado positivo.

Nuestros hábitos definen el tipo de persona que somos y están tan arraigados que modificarlos puede ser una tarea muy difícil que no conseguiremos de la noche a la mañana. Si durante este año una de tus metas es convertírte en una mejor persona, lo mejor que puedes hacer es comenzar con tus hábitos referentes a una buena alimentación, ejercicio y una mentalidad positiva.

 

Durante el proceso podemos llegar a sentirnos fatigados o cabizbajos al no ver resultados en el tiempo esperado, por lo general esto ocurre cuando encontramos obstáculos más difíciles y estamos considerando rendirnos. Es por eso que queremos que conozcas algunos tips para que no desistas en el camino hacia tus metas, porque #ClaramentePuedes.

 

¡Piensa positivo!

 

Es importante dejar de enfocarnos en lo negativo, darle un giro a la situación y buscar la forma de superar los malos pensamientos. La mejor forma de hacer esto es cambiando nuestra mentalidad, por ejemplo en lugar de decir ¡No puedo! pregúntate ¿Cómo puedo hacerlo? o ¿Qué cosas me pueden ayudar a hacer el proceso mucho más fácil?

 

Esta es una excelente forma de identificar mejores estrategias que nos ayuden a seguir con estos buenos hábitos y retomarlos si llegamos a fallar en algún momento. Algo que también es importante tener en mente es que fallar no es tan grave como puede parecer, no debemos estresarnos ni pasar al lado negativo, lo mejor es aprender de estas pequeñas fallas y preguntarnos de qué forma podemos repararlas. Levántate, échate porras y contínua con tus hábitos, ya que como decía Winston Churchill “El éxito consiste en ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo”.

 

El proceso importa… e importa mucho.

 

Sabemos que esta puede llegar a ser la parte más difícil de todas, y sobre todo cuando llevamos las primeras semanas y no vemos ningún resultado. No obstante, algo que debemos tener presente es que los resultados que valen la pena no se consiguen de una forma fácil. Por consiguiente, es elemental aprender a disfrutar el proceso y no estresarnos por conseguir cambios inmediatos.

 

Pequeñas acciones para grandes cambios.

 

Un pequeño gran tip para lograr cambios sostenibles a largo plazo es comenzar con acciones pequeñas que no te sean tan difíciles. Si comenzarás a ir al GYM agenda días para trabajar cierta parte de tu cuerpo, es decir los lunes tu target serán las piernas, martes abdomen y así sucesivamente.

 

Por otra parte si lo tuyo es meditar, entonces comienza llevando a cabo pequeñas sesiones de tiempo y cada día aumenta unos minutos más que el día anterior. De esta forma, si comienzas con algo pequeño o con un objetivo específico tu cerebro no se podrá resistir a no llevarlo a cabo. Además de que ir cumpliendo pequeños logros te mantendrá siempre motivado.

Si tu meta es muy grande dividela por partes y dale el tiempo necesario a cada una, comienza con las cosas que se te hagan más sencillas y de ahí continúa sumando más acciones.

 

 

Ahora que conoces estos pequeños tips, estamos seguros que si los realizas de forma correcta te llevarán a tu gran meta. Arma tu estrategia para este 2018 y comienza a trabajar con ella lo más pronto posible. Estamos seguros que la vida que quieres esta tan solo a unos cuantos cambios de hábitos de distancia.