¡Rompe el mito! No todas las grasas son malas.

¡Rompe el mito! No todas las grasas son malas.

 

Asómbrate por las propiedades de la grasa y cómo sí puede ayudarte a tener un estilo de vida más sano.

 

Cuando escuchamos la palabra “grasa”, por lo general se piensa en algo malo que debemos evitar en nuestra dieta, ¿pero sabías que es bueno incorporarlas en tu alimentación para prevenir enfermedades?  A continuación, te explicaremos qué son, cuáles son las más saludables y cómo te pueden ayudar a sentirte mejor.

Las grasas son un tipo de nutriente que se obtiene de la alimentación que aportan al cuerpo la energía que necesita para trabajar de manera adecuada. Por  ejemplo, durante el ejercicio el cuerpo utiliza las calorías de los carbohidratos que has consumido; pero pasados los 20 minutos de ejercicio, la energía depende de las calorías provenientes de la grasa.

Son necesarias para mantener saludables la piel y el cabello, además de ayudar a absorber las vitaminas A, D, E y K, llamadas vitaminas liposolubles. También llenan los adipocitos y aíslan  su cuerpo para ayudar a mantenerlo caliente. Las grasas que obtenemos de la alimentación aportan ácidos grasos esenciales como el  ácido linoleico y el ácido linolénico. Se les denominan “esenciales” debido a que tu cuerpo no los puede producir por sí solo y no trabaja sin ellos. El cuerpo los necesita para el desarrollo del cerebro, el control de la inflamación y la coagulación de la sangre.

 

Grasas saturadas.

Se les conoce como ‘grasas sólidas’ ya que conservan un estado firme a  temperatura ambiente. Se pueden encontrar en alimentos de origen animal como la leche, el queso y la carne. La carne de pollo y pescado tienen una menor cantidad de este tipo de grasa. También las podemos encontrar en aceites tropicales como la mantequilla de cacao o el aceite de palma. Las grasas saturadas pueden elevar el colesterol. Una alimentación saludable tiene menos del 10% de las calorías diarias provenientes de grasas saturadas.

 

Grasas insaturadas.

Este tipo de grasa  puede permanecer  en estado líquido a temperatura ambiente. Las podemos encontrar, en su mayoría, en aceites de origen vegetal. El consumo de este tipo de grasas puede ayudar a mejorar los niveles de colesterol. Dentro de este grupo, hay otros dos tipos de grasas: las monoinsaturadas y las poliinsaturadas. Las primeras están disponible en el aguacate, frutos secos y aceites de canola, oliva y cacahuate El consumir este tipo puede ayudar a bajar el colesterol LDL (conocido como malo). Las segundas las encontramos en los mariscos, aceite de cártamo, girasol, sésamo, soja y maíz. Dentro de éstas, las poliinsaturadas, se encuentra el famoso omega-3 y omega-6.

 

Las grasas en los Huevos San Juan.

Un Huevo San Juan está compuesto por clara, yema y cascarón.  La clara contiene un 88% agua y proteínas, de las cuales, la albúmina es la más importante. En la yema podemos encontrar que el 50% es agua, y el resto se reparte equitativamente entre proteínas y lípidos. Las grasas que predominan en un Huevo San Juan, son ácidos mono y poliinsaturados (principalmente el ácido linolénico-Omega 3), altamente beneficiosos para nuestro organismo, por si fuera poco, su grasa es de fácil digestión. También podemos encontrar la lecitina, los fosfolípidos y el colesterol. Como un resumen de grasas, en cada 100 gramos de Huevo San Juan, el aporte de grasa es de 10 a 12 gramos y 550 mg de colesterol.

 

 

Como ya aprendimos, las grasas no son enemigas de las dietas, sino que van muy de la mano y algunas son indispensables para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo. Igual que cualquier alimento, hay que saber elegirlas y evitar los excesos. Procurar aquellas que son de origen vegetal, incluirlas en nuestras comidas y no olvidar hacer ejercicio para aprovecharlas al máximo. 

 

 

 

 

 

Referencias:

Delgado. (16 de septiembre del 2009). Diferentes tipos de grasa. La importancia de saber diferenciarla. Vitónica. WeblogsSL Recuperado de https://www.vitonica.com/grasas/diferentes-tipos-de-grasa-la-importancia-de-saber-diferenciarla

El personal de Healthwise. (29 de marzo del 2018). Tipos de grasas. Health Encyclopedia. NorthShore Recuperado de https://www.northshore.org/healthresources/encyclopedia/encyclopedia.aspx?DocumentHwid=aa160619&Lang=es-us

Laura J. Martin. (22 de agosto del 2016). Explicación de las grasas en la alimentación. Enciclopedia Médica. Mediple Plus Recuperado de https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000104.htm