Conserva tus alimentos por más tiempo en temporada de calor

Conserva tus alimentos por más tiempo en temporada de calor

En estas fechas es más difícil conservar los alimentos en buen estado, pero no te preocupes, porque hoy te enseñaremos algunas técnicas para que duren más tiempo.

 

Seguramente te ha pasado que en temporada de calor los alimentos se dañan rápidamente, lo que a su vez ocasiona más desperdicio que en otras épocas del año. Este problema puede solucionarse (o aminorarse) con estos sencillos trucos que hoy compartimos contigo:

 

No compres de más

A veces, cuando vamos al súper o al mercado, compramos comida de más para no tener que dar tantas vueltas; sin embargo, en esta época lo más recomendable es comprar lo necesario para la semana y no tratar de llenar la alacena o refrigerador con alimentos de “reserva”, ya que al no consumirse corren el riesgo de descomponerse más pronto.

 

Separa los alimentos

En la medida de lo posible, mantén separados los alimentos más perecederos de los que no lo son tanto, ya que el juntarlos puede ocasionar que los primeros hagan que los otros se pudran también más rápido. Igualmente, separa las frutas y las verduras en compartimentos separados.

 

También almacena por separado los ingredientes de los platillos; por ejemplo, si vas a hacer un espagueti con salsa, guarda ambos ingredientes por separado y mézclalos al calentarlos para servirlos; o si vas a hacer ensalada y no la vas a consumir al instante, guarda los ingredientes ya cortados en recipientes herméticos individuales, revuélvelos al servir, y por supuesto, nunca adereces toda la ensalada si no es seguro que se va a terminar en ese momento.

 

Loncheras

Si vas a llevar comida a la oficina o les vas a dar lonche a tus hijos para la escuela, y no hay refrigerador para guardarla en cuanto lleguen, usa loncheras térmicas y pon un paquete de gel refrigerante dentro. Asimismo, ten cuidado con las salsas a base de huevo y productos lácteos, ya que tienden a descomponerse con los cambios de temperatura.

 

Usa cristal

Los alimentos se conservan más tiempo frescos si los guardas en recipientes de cristal en vez de plástico.

 

Refri limpio

¡Lava el refrigerador! Mantener el refrigerador lo más libre de gérmenes posible puede hacer que tus alimentos se conserven mucho mejor.

 

La puerta del refri

Evita colocar los alimentos más perecederos (por ejemplo, la leche, el jamón, los frijoles…) en la puerta del refrigerador, ya que esta es la parte más caliente; además de que al abrirlo y cerrarlo constantemente, los alimentos de la puerta están más expuestos a los cambios de temperatura. Ahí sólo pon alimentos con conservadores o que duren más tiempo como salsas de botella, mantequillas, conservas, mostaza, etc.

 

No las laves

Hay frutas y verduras que no es necesario lavarlas antes de guardarlas, como las manzanas, jitomates, cebollas, calabacitas, chayotes, papas, ejotes, mangos, etc. Simplemente límpialas con un trapo para quitar el exceso de suciedad y guárdalas sin mojarlas, ya que el agua puede acelerar su proceso de descomposición.

 

En el caso de los huevos, tienen un recubrimiento natural que los protege de las bacterias y al lavarlos ese recubrimiento puede perderse, así que te recomendamos almacenarlos tal y como los compras y lavarlos justo antes de usarlos, recuerda sólo lavar los que necesitarás en tu receta para evitar que se contaminen.

 

Si lo vas a congelar, sácale el aire

El frío extremo también quema, y cuando no congelamos los alimentos de la manera adecuada corremos el riesgo de que pierdan sus propiedades, que cambie su sabor, e incluso volverlos no seguros. Para evitarlo puedes usar alguno de los siguientes métodos:

 

·      Congélalos en envases herméticos para protegerlos del aire helado del congelador, cuyo contacto es fatal para los alimentos.

·      Si no tienes envases, puedes cubrir completamente el alimento con plástico autoadherente, para evitar su contacto con el oxígeno.

·      Las bolsas de vacío con cierre hermético son muy prácticas e impiden al máximo el contacto con el oxígeno.

·      Si no cuentas con ese tipo de empaques, usa bolsas para congelar y extrae todo el aire posible del interior (puedes cerrar la bolsa, dejar sólo un pequeño orificio y ayudarte con un popote para sacar el aire restante y crear vacío antes de cerrarla completamente).

 

Como ves, hay muchos trucos muy prácticos que pueden ayudarte a mantener tus alimentos en buen estado por más tiempo, lo que sin duda te ahorrará tiempo, dinero y generará menos desperdicios. Y tú… ¿conoces algún otro secreto para conservar la comida?

 

Referencias

·      Gimferrer, N. (6 de septiembre de 2010). Quemaduras en alimentos por bajas temperaturas. Eroski Consumer. Recuperado de http://www.consumer.es/seguridad-alimentaria/ciencia-y-tecnologia/2010/09/06/195553.php

·      Montaño, P. (Mayo, 2017): 9 tips para que tu comida no se eche a perder en época de calor. Cocina Vital. Recuperado de https://www.cocinavital.mx/blog-de-cocina/sin-categoria/comida-no-se-eche-a-perder-en-epoca-de-calor/2017/05/

·      Redacción. (6 diciembre 2015). 4 consejos para que la comida dure más en la nevera. BBC Mundo. Recuperado de https://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/12/151201_finde_tecnologia_como_guardar_alimentos_refrigerador_ac