Logra que tus claras de huevo queden perfectamente batidas

Logra que tus claras de huevo queden perfectamente batidas

Seguro te ha pasado que encuentras una receta exquisita, pero lo piensas dos veces antes de prepararla porque en el proceso necesitas batir claras a punto de nieve. Tranquilo, aquí te damos algunos tips para convertirte en un experto batiendo claras.

 

¿Dulce o salado?

En primer lugar, es necesario aclarar que no es lo mismo hacer un merengue, que batir las claras a punto de nieve; entonces ¿cuál es la diferencia?

 

El punto de nieve es el momento exacto en el que las claras adquieren una consistencia esponjosa y firme al mismo tiempo, debido a que al batirlas se forman pequeñas burbujas de aire dentro de ellas.

 

Por su parte, el merengue se forma al agregar azúcar cuando las claras ya adquirieron volumen, con lo que se obtiene una mezcla dulce con la consistencia esponjosa y firme de las claras.

 

Antes de iniciar

 

Separa las claras

Te recomendamos separarlas una noche antes y refrigerarlas, cubiertas con papel film transparente.

 

Recuerda ser muy cuidadoso al momento de separar las claras para evitar que queden partes de yemas en ellas, ya que la grasa que contiene la yema podría evitar que obtengamos la consistencia deseada.

 

¿Y qué pasa con las yemas?

No te preocupes, muchas de las recetas en las que se usan claras a punto de nieve también utilizan las yemas en algún momento del proceso. Pero si no es tu caso, tranquilo, puedes usarlas en tu desayuno o incluso preparar otra receta con ellas, como este delicioso helado de rompope, seguro te encantará.

 

También puedes usar nuestras Claras de Huevo San Juan. En ambos casos te recomendamos agregar una pizca de cremor tártaro, esto estabilizará la mezcla dando como resultado una espuma más densa y firme.

 

Haz tu elección: ¿A mano o con batidora?

Antes de elegir recuerda que es un proceso algo delicado, ya que es necesario mantener un ritmo de batido uniforme para lograr montar las claras a punto de nieve.

 

Si lo prefieres, puedes mezclar a mano utilizando un batidor de globo, incluso hay personas que prefieren usar un tenedor. Recuerda: elige la opción que te haga sentir más cómodo.

 

Considera que al usar una batidora eléctrica podrás hacer menos pesado el proceso. Si es esta tu elección, no te olvides de batir un poco con un tenedor hasta esponjar ligeramente o comenzar  a una velocidad baja que vaya aumentando gradualmente, así conseguirás más aire en la mezcla, y por lo tanto una mejor consistencia.

 

En ambos casos, ya sea que batas a mano o con batidora, recuerda siempre hacerlo con movimientos circulares de arriba hacia abajo.

 

¡A batir!

 

Materiales listos

Asegúrate de que todos tus utensilios estén limpios y secos, recuerda que si el bowl donde vas a batir tiene un poco de grasa o de jabón, será muy difícil lograr el punto de nieve que buscamos.

 

Además recuerda sacar las claras del refri unos momentos antes de comenzar, para que estén a temperatura ambiente y sea más sencillo obtener la consistencia adecuada.

 

Una pizca de sal

Agrega una pizca de sal antes de batir, esto romperá las proteínas de las claras y así será más fácil alcanzar el punto de nieve.

 

Las etapas

Una vez que empieces a batir podrás notar las diferentes etapas que atraviesan las claras:

 

  • Espumosas: Es cuando apenas comienzas a batir y notas que la consistencia de las claras va cambiando con una ligera espuma que se empieza a formar sobre ellas.

  • Puntas blandas: La consistencia ya es menos líquida y cuando levantas un poco el batidor o las varillas se aprecian algunos picos en la mezcla que caen rápidamente.

  • Puntas rígidas: Las claras ya van tomando forma, se pueden observar picos más firmes en la mezcla.

  • Punto de nieve: Las claras alcanzan una consistencia firme y esponjosa.  Para asegurarte de haber llegado al punto exacto, voltea el bowl en el que estás batiendo y ¡no te asustes!, cuando están listas no tienen por qué caerse.

 

OJO: Es importante que dejes de batir cuando alcances el punto de nieve, pues si continúas las claras perderán aire, y por lo tanto firmeza y volumen.

 

¿Y si quiero hacer merengue?

 

El proceso es bastante similar, sólo hay que añadir el azúcar (glas o estándar) cuando las claras ya tienen volumen y consistencia, aproximadamente cuando aparecen las puntas rígidas; después continúa batiendo hasta alcanzar el punto de turrón.

 

A diferencia del punto de nieve, se llama punto de turrón cuando alcanzamos esta misma consistencia pero añadiendo azúcar a la mezcla.

 

Ahora sí, seguro te has convertido en un maestro batiendo claras, pon todos estos consejos en práctica y compártenos tus resultados en nuestras redes sociales.

 

Fuentes:

JAVI RECETAS. (Octubre de 2013). CÓMO MONTAR CLARAS A PUNTO DE NIEVE. Obtenido de: https://javirecetas.hola.com/como-montar-claras-a-punto-de-nieve/

Mercado, P. (Febrero de 2014). Trucos para hacer las claras a punto de nieve. Obtenido de Nueva Mujer: https://www.nuevamujer.com/gourmet/2014/02/17/trucos-para-hacer-las-claras-a-punto-de-nieve.htm l

Peque Recetas. (s.f.). Cómo montar claras a punto de nieve. Obtenido de https://www.pequerecetas.com/escuela-de-cocina/claras-a-punto-de-nieve/

 

UnCómo. (s.f.). Cómo montar claras a punto de nieve. Recuperado en 2018, de https://comida.uncomo.com/receta/como-montar-claras-a-punto-de-nieve-24523.html